Tu carrito

Cargando...

Termina el torneo, no el sueño


Llegamos a China en busca de un título, pero también de un sueño. Lamentablemente nos volvemos sin el primero, pero el segundo sigue intacto. Queríamos aprender y medirnos ante los mejores, y vaya si lo hicimos. Nos volvemos con bronca, pero a la vez llenos de energías y esperanza pensando en el futuro. El Tiburón, no se rinde; levanta la cabeza y busca revancha. 

Arrancamos el primer match contra el cuco del grupo, Space Soldiers, y no fuimos menos. Con más de 8.000 personas siguiendo el stream a las 2:00 am, les jugamos de igual a igual e incluso estuvimos arriba en varias partes del juego. Dimos pelea hasta el final, pero la experiencia y el tiempo que llevan como equipo terminó inclinando la balanza a su favor. Fue 16-12 en Train.

La segunda partida es para el olvido. Contra Recca, el rival menos conocido de la zona, comenzamos mal y no pudimos recomponernos. Se alejaron mucho y por un 16-3 se quedaron con el mapa. Después de dos derrotas, para clasificar en el tercero necesitábamos un milagro, que lamentablemente no sucedió. Vencimos a Limitless, de Francia 16-14, pero no alcanzó. Por diferencia de rondas ganadas nos quedamos afuera. 

No tenemos palabras de agradecimiento para todos los Sharks que nos hicieron el aguante a altas horas de la madrugada. Nuestras más sinceras disculpas por no darles la alegría que les habíamos prometido. Estuvo muy lejos de ser el torneo que esperábamos, pero de las caídas se aprende, y prometemos regresar, y esta vez triunfar.


Tags: WESG Isurus