Tu carrito

Cargando...

A pensar en lo que viene


Con el comienzo del año se renovaron las esperanzas. La final perdida en agosto había quedado atrás y con modificaciones en el equipo encaramos el primer split del 2018 con ganas de arrasar y levantar una nueva Copa. Bootcamp en Corea de por medio, comenzamos el Apertura mostrando solidez y obteniendo buenos resultados. Rápidamente nos posicionamos entre los primeros puestos de la tabla y dimos claras muestras de ser candidatos al título. En la primera vuelta, de siete encuentros ganamos seis.

Previo a la mitad de la fase de grupos no anduvimos muy finos. Esto, sumado a que el formato del split fue BO1, en el que una sola partida decide todo, nos hizo perder muchos puntos, y pese a que nunca nos despegamos de los primeros lugares, sí quedamos lejos de la punta. Ya en la parte final, logramos una seguidilla de victorias importante (¡siete al hilo!), y pese a que descontamos varios puntos, no cumplimos el objetivo de terminar entre los primeros dos puestos por muy poco.

Quedamos terceros, y nuestro rival en los playoffs fue Legatum, que en la fase regular había terminado en el sexto puesto. Fue un 3-0 con el que pasábamos a semifinales y conseguíamos ¡10 partidas ganadas de forma consecutiva! Estábamos a una serie de llegar a Lima y jugar nuestra quinta final, pero lamentablemente quedamos en la puerta. No estamos para nada contentos con nuestro rendimiento, y nos apena no haber podido darles una nueva alegría. Ahora toca descansar y pensar en el split que viene, porque nuevamente vamos a ir por todo. Nuestro objetivo primordial es clasificar al Mundial, y vamos a tomar estos meses venideros y los que pasaron para aprender y corregir todos los errores.

Lamentamos de corazón no haber clasificado a Lima. Sabemos que hubiésemos sido locales porque el apoyo que nos muestran los fans día a día es inmenso y seguramente el estadio iba a reventar de hinchas del Tiburón. Prometemos dar todo para el próximo split y así traer otra Copa a casa.


Tags: LOL Split CLS