Tu carrito

Cargando...

Finde ideal


Volvimos a jugar, mantuvimos nuestra idea y esta vez se nos dio todo. Ganamos con categoría nuestras dos partidas y nos trepamos a la punta, de la que no queremos desprendernos en el resto del split. 

La primera jornada, con dos clásicos, quedó atrás, y también el trago agridulce con el que terminamos al cerrar 1-1. Nuestro primer rival fue Rebirth, a priori el más complicado, porque estaba invicto y venía entonado. Sin embargo, el Fénix esta vez no pudo revivir, y nos impusimos en una partida en la que nos salió todo. La propuesta fue jugar alrededor de la presión del mid y del jungla, y esa sinergia entre Emp y QQmore se notó. Evitamos los powerspikes enemigos, lo planteamos bien y generamos una gran ventaja en early. Evitamos peleas innecesarias, supimos mantener la ventaja obtenida desde el primer minuto y cerramos una gran partida. 

El MVP fue el jungla, que tras la misma se mostró bastante picante. "Quería ver qué comía y me contacté con Buggax, él tenía la clave del Fenix. No me acuerdo si era a la parrilla o al horno", bromeó. Además, explicó a que se debe su buen nivel: "Son puras ganas de querer hacer bien las cosas".

El domingo enfrentamos a la U Católica, que llegaban con hambre de gloria por no haber sumado nada hasta el momento. Sin embargo, aún es una incógnita qué pueden ofrecer, por lo que entramos respetando mucho al equipo, esperando para ver qué estrategias podrían proponer. Por esto nuestro early fue más pasivo, sin embargo, cuando Emp y QQmore empezaron a generar presión en mid aceleraron el ritmo del equipo, lo que nos permitió cerrar rápidamente la partida.

Ganamos y nos trepamos a la punta, pero no hay que relajarnos porque esto sigue. Ahora hay que pensar en lo que viene. El próximo sábado vamos desde las 15.00 ante Dark Horse, que suma un punto, y el domingo ante Legatum, que tienen dos unidades, a partir de las 16.00.